La ociosidad camina con lentitud, por eso todos los vicios la alcanzan

La ociosidad camina con mucha lentitud, por eso debes ser más rápido y astuto para no dejar que los vicios la alcancen y ganen la carrera; eres tú quien decide quien gana.

La ociosidad camina con lentitud, por eso todos los vicios la alcanzan
La ociosidad camina con lentitud
La ociosidad física deteriora la mente

No dejes que la ociosidad te alcance, pídele a Dios que te ayude a corres más fuerte y rápido que ella, aférrate a las promesas de Dios y él te ayudará.

Comparte si te ha Gustado: