No uses «sólo Dios me puede juzgar» como excusa para pecar en libertad

No te acostumbres a decirle a los demás que sólo Dios te puede juzgar, cuando es sólo un pretexto para seguir haciendo lo malo y pecar sin importarte nada.

No uses sólo Dios me puede juzgar como excusa para pecar en libertad
No uses excusas para pecar
Sólo Dios puede juzgar

Aunque sólo Dios juzga, recuerda que Él puede ver tu comportamiento y corazón, no sea que realmente te juzgue por hablar con falsedad y pecar.

Comparte si te ha Gustado: