Nunca las cosas están demasiado lejos, si vamos caminando con Dios

Las cosas que anhelamos realmente no están tan lejos cuando Dios va caminando contigo; si vas tomado de su mano o en sus brazos, lograrás lo inimaginable.

Nunca las cosas están demasiado lejos, si vamos caminando con Dios
Nunca es demasiado lejos si Dios va contigo
Si Dios está contigo, nada está demasiado lejos

Nunca olvides que todo lo que quieras lograr en tu vida, tus sueños, propósitos y metas, las puedes conseguir siempre y cuando Dios camine contigo.

Comparte si te ha Gustado: